Luns, 20 Jan. 2020

Actualizado12:21:09 AM GMT

Estás en Val Miñor La primera bolsa con fuel extraído del «Prestige» rompe en el buque receptor

La primera bolsa con fuel extraído del «Prestige» rompe en el buque receptor

Correo-e Imprimir PDF
Repsol-YPF ha finalizado con éxito relativo el ensayo del proyecto de extracción del fuel del Prestige mediante bolsas lanzadera. A las 14 horas de ayer, los técnicos de la empresa petrolera consiguieron controlar en superficie una bolsa con unas 250 toneladas de fuel procedente de los tanques de proa del petrolero. Seis horas después, durante el proceso de arrastre por la rampa semisumergida del Dock Barge Enterprise -el buque contratado para transportar los contenedores-, la bolsa se rompió y derramó la totalidad del hidrocarburo que contenía en su interior, sin que se especificaran las causas de la rotura. Tan sólo se refirieron «problemas en el dispositivo de arrastre».

Según fuentes del Comisionado, el fuel vertido «permanece en las bodegas del barco receptor», pues parece que los técnicos holandeses ya habían cerrado las compuertas de la rampa cuando la totalidad del recipiente se encontraba a bordo. De acuerdo con lo previsto inicialmente, el buque se dirigirá al puerto de Ferrol, donde se espera que llegue entre hoy y mañana. No obstante, habrá que cambiar radicalmente el plan previsto para recoger el hidrocarburo en tierra.

Durante las últimas 48 horas se produjo la compleja ascensión controlada del recipiente, un proceso que se retrasó por las malas condiciones meteorológicas. De hecho, la bolsa ya se había llenado el pasado 12 de octubre. Una vez liberados los engarces que sujetaban la bolsa a la válvula, el contenedor emprendió la subida hacia la superficie gracias a la menor densidad del fuel. A primera hora de la tarde de ayer, el dispositivo estaba ya frente al Dock Barge Enterprise . Durante todo este proceso, fuentes del proyecto mencionaron «problemas técnicos», sin precisar de qué naturaleza fueron estas complicaciones.

Futuro del proyecto

El futuro del plan para extraer el fuel por gravedad queda ahora en manos de los técnicos de Repsol, que próximamente tendrán que remitir al Gobierno su propuesta definitiva. Fuentes próximas al proyecto asegurraron ayer que los mayores desafíos técnicos del plan «se cumplieron con creces» y que su puesta en marcha sólo pasaría por mejorar el sistema de arrastre en el barco Enterprise .