Martes, 7 Jul. 2020

Actualizado12:21:09 AM GMT

Estás en Val Miñor La precariedad laboral se dispara en Galicia y alcanza su máximo histórico

La precariedad laboral se dispara en Galicia y alcanza su máximo histórico

Correo-e Imprimir PDF
La comunidad precisaría convertir 170.000 contratos eventuales en fijos para igualar las tasas de la UE
La temporalidad afecta al 34,8% de los empleados, el triple que la media europea
La precariedad laboral se ha disparado en Galicia hasta máximos históricos. Nunca antes había habido un 34,8% de población asalariada eventual, cuatro puntos más que la media española y casi el triple que la tasa de temporalidad que se registra en Europa: el 13%. La situación ha llegado a tal extremo que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) ha advertido al Ejecutivo central que una economía desarrollada no puede sostener estas tasas de precariedad.

En 1998, en la comunidad gallega, el porcentaje de empleo temporal era del 17,4% y afectaba a 91.000 asalariados. Actualmente, se eleva al 34,8%, con 271.900 trabajadores eventuales. Es decir, un incremento en ese período del 200%, tal y como revela un estudio de CC.?OO. Galicia con datos del INE y de la EPA.

Arcas públicas

Los propias cifras de la Tesorería General de la Seguridad Social, además, revelan que el empleado temporal cobra un 30% menos que el fijo y que, si se trata de su primer contrato, las diferencias de remuneración con el resto de plantilla pueden alcanzar hasta el 40%. Esto, según los expertos, plantea un problema sobre la viabilidad del sistema público de pensiones que va más allá del envejecimiento poblacional. Es decir, que los nuevos cotizantes no sólo son menos que los jubilados sino que aportan muy poco a las arcas, tal y como recuerda el economista Juan Francisco Jimeno.

La Xunta hace un diagnóstico diferente del mercado laboral gallego y recuerda que, aunque hay que combatir la temporalidad, Galicia ha vivido en los últimos 15 años un fenómeno de creación de puestos de trabajo sin precedentes, con 255.750 empleos. Sin embargo, los datos revelan que, de esa cifra, el 70% han sido contratos eventuales y sólo el 30% indefinidos. Sólo entre 1998 y el año 2002, las empresas gallegas han recibido 170 millones de euros en ayudas públicas a la contratación indefinida. Pero en esos cinco años, la tasa de precariedad en Galicia no sólo no bajó sino que ha pasado del 33,7% de 1998 al 34,8% de finales del 2002.

Los sindicatos CC.?OO., UGT y CIG, además, han denunciado que el incremento de la eventualidad está directamente relacionado con la espectacular subida de los siniestros laborales. Un empleado eventual tiene seis veces más riesgos de sufrir un accidente que uno fijo.